Los amigos del corredor

Intentando terminar este verano en el que he estado pendiente del ordenador todos los días (lo del autónomo es lo que tiene), me he dado cuenta del daño que hacen los “amigos del corredor” a nuestra salud de runners. Todos conocemos quiénes son estos “amigos del corredor“, pero no está de más subrayar algunas características básicas de esta peligrosa especie.

Los “amigos del corredor” se caracterizan por las siguientes peculiaridades:

1. No han corrido en su p**a vida. Se trata de tus amigos de toda la vida, de esos que el único esfuerzo que se le ha visto realizar es el de correr de bar en bar y el levantamiento de copa en barra fija. Desprecian el ejercicio físico y sólo son tus amigos porque…, bueno, porque los amigos son así.

2. Comen y dejan comer. Los malditos han estado en centenares de cenas (puede que miles) contigo. Eso quiere decir que saben perfectamente que no te gustan tanto las chuletas de cordero, pero que matarías por una tortilla. Vamos, que conocen tus puntos débiles. Siempre los encuentras con un plato delante, aunque sea de un mini plato con una tapa. Uno de sus gritos preferidos es: “Venga, que tú puedes. ¿No eres el que corre maratones? Y te asusta repetir un plato de alitas de pollo?”.

3. Beben y dejan beber. La cerveza es consustancial a su ser. Los hay que se caracterizan por el botellín, y otros que prefieren las cañas, pero el líquido que ingieren es el mismo: cerveza. Sí, todo lo que queráis, que si es hidratante, que si tiene esto y lo otro, pero sigue siendo una bebida alcohólica, así que habrá que beber con moderación. Los hay también que se caracterizan por invitarte continuamente a la bebida típica del pueblo, de esas que en muy raras ocasiones bajan de los 40º. Estos también suelen repetir hasta la saciedad: “Venga esa cañita, que tú corres maratones y lo eliminas en seguida”.

Pues, estos amigos (y no mi escasa fuerza de voluntad, ni mi incapacidad para controlarme con la comida y vencer a la pereza estival), como decía, estos amigos han hecho que haya llegado peligrosamente a las 3 cifras de peso y que tenga que replantearme seriamente lo de los maratones de este otoño. Mucho me temo que, cuando termine este régimen (sí, por primera vez en mi vida estoy a régimen), si todo va bien, me apuntaré a la Media Maratón de Santa Pola y, Dios mediante, a la Maratón de Sevilla.

Ah, amigos…

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s