El Maratón de San Sebastián, ahora toca Praga

La verdad es que he dejado abandonado este blog y no se lo merece. Hasta he tenido problemas para recordar la cuenta y la contraseña…

En fin, por dónde iba… A sí, por una deficiente preparación para el Maratón de San Sebastián que, increíblemente, logré terminar con un tiempo de 4h27’00” (tercer finisher!).

Dicho así, parece que no estoy contento y es todo lo contrario. Llegaba a la cita con los ánimos por los suelos (cosas que pasan); me había parado un buen rato (casi 2 semanas) por una lesión en un pie. Después me habían entrado las dudas típicas de “¿Qué estoy haciendo?”, “¿De verdad quieres sufrir otra vez esto de los 42km?”, “¿No te ha bastado con Sevilla?”. Por último, unos dolores de rodilla que me ha hecho dudar hasta el último momento.

Y cuando digo “último momento“, lo digo de forma literal: he tenido la seguridad de acabar la carrera sólo cuando he entrado en la pista de Anoeta.

Además, en San Sebastián no he parado de correr en ningún momento, ni siquiera en los avituallamientos (perfectos, por otro lado).

La crónica completa de la carrera seguro que los interesados la habrán leído por ahí. Yo sólo puedo añadir mi parte: ciudad preciosa (he contado como unos 200 edificios donde no me importaría nada establecer mi morada); comida… bueno, pa qué; carrera perfecta (¡¡¡con lluvia!!!) y mi rodilla ha aguantado hasta el final. ¿Que no he hecho mi mejor tiempo? Pues, otra vez será.

Y hablado de “otras veces”, ya he organizado el viaje a Praga. Esta vez no sólo iré con mi señora (sufridora que me acompaña a estas cosas de correr), sino que iré con dos pedazos de veteranos, unos de los cuales, amigo mío y poseedor de un 3h15′, con sus casi 50 tacos.

Ellos saben perfectamente que soy INFINITAMENTE más lentos que ellos, pero no quiero quedar DEMASIADO mal. Así que, esta vez sí, intentaré bajar como sea de las 4h. Hasta me he puesto a régimen y todo.

Ya os iré contando. Tan pronto como se esfumen los últimos efectos de esta gastroenteritis, empiezo mi plan de entrenamiento de siempre. Por cierto, voy a ver si encuentro otro plan. ¿Cómo era aquella frase famosa? “Si quieres algo diferente, haz algo diferente”. Seguro que no era así, pero ya nos entendemos.

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s