Volviendo a correr, poco a poco

Aquí estamos otra vez poniendo un poco de orden entre el trabajo y las minivacaciones (es decir, no trabajo por las tardes). La semana pasada he salido a correr 3 veces y, en total, sólo he hecho 15km. No me puedo quejar, aunque debería ponerme más en serio para recuperar por lo menos una apariencia de forma.

Debido al calor, también he salido a andar un par de veces más y he hecho algún que otro ejercicio de abdominales, dorsales y flexiones. También he intentado volver a hacer dominadas, pero, afortunadamente para mi autoestima, no he encontrado una barra que sujete mi peso. Así siempre puedo decir: “Lo intentaré mañana”. Tengo mis serias dudas sobre si estos ejercicios ayudan a mi forma de correr, pero conseguir (por lo menos una vez) poner el mentón por encima de la barra es una inyección de autoestima increíble.

Por el resto, tampoco hay mucho más que contar: las mañanas trabajando, las tardes escuchando música, lectura y esperando a que amaine el calor (ya se que amainar se usa para el viento, pero ya me entendéis). Entre sudada y sudada, sigo deshojando la margarita para saber si me apunto al Maratón de Valencia o al de Donostia. ¿Presupuesto o novedad? En fin, siguen abiertas las opciones.

Advertisements