10KM: Plan de Entrenamiento

Ya ha pasado el subidón del Maratón de Sevilla y me tomo un poco de descanso (un par de semanitas deberías bastar). Mientras tanto, he decidido meterme en esas carreras de 10km, con las que empecé estas aventuras de correr por correr.

Hace tiempo, me guardé una copia de la Revista Runner’s a la que estoy suscrito, para poder utilizar algún día uno de los planes de entrenamiento que publican periódicamente. He hecho un pequeño resumen, que aprovecho para publicar, por si pueden interesar a alguien.

Plan_Entrenamiento_10km

Hecho de menos esas tiradas largas de los domingos, sustituidas por esos monstruos (para mí), que son las cuestas y las series. Hasta hay un día de la tercera semana con 18 cuestas de 100m. Veremos si soy capaz de esas barbaridades.

La revista promete que, con este plan de entrenamiento, podré bajar de los 50′ en los 10km, acercándome a unos (para mí) increíbles 40’/10km.

Empezamos el lunes, a ver cómo va.

Advertisements

Correr con tranquilidad

Hace unos días decidí seguir, a mi manera, el plan de entrenamiento para el maratón, es decir, correr sin hacer los sprints de 100m. Lo he decidido después de analizar los resultados de unos entrenamientos.

Al día siguiente de hacer los 8×100 (los hice como si me fuera la vida en ello, la verdad) hice 11,4km a 5’58”, sintiéndome bastante frustrado. A la semana siguiente, me salté los sprints y, en la misma distancia, hice el mismo recorrido en 20′ menos. Solución: sacrificar los 8×100, total, no creo que esté hecho para ganar ningún título.

Me he recordado a mí mismo que corro para disfrutar de estos momentos en solitario, escuchando la respiración, pensando en las cosas de la vida y viendo las cosas de otra manera. Por cierto, consejo para las muchas personas que lo están pasando mal (me refiero a los dramáticos datos de la EPA de hoy): salid a correr; no os llevará pan a casa, pero tampoco os lo quitará y, además, os va a beneficiar mentalmente. Como muchos, yo también he pasado por esos momentos donde parece que nada se arreglará, pero, como en el maratón, hay que apretar por el tiempo que haga falta y seguro que llegará la meta.

Me siento cerca de esa gente y lo único que les puedo decir que escampará: ¡aguantad!

Para lo que pueda importar, hoy he hecho un trote tranquilo (9,4km a 5’43”), en vista de las X Millas de Alfaz del Pí del domingo (si el tiempo lo permite).

Plan de Entrenamiento

Hoy no puedo correr

Creo que esta frase es una de las más odiada por los corredores: “Hoy no puedo correr“. Da la idea de la rendición, de excusas baratas, de falta de gana o de yo qué sé.

En realidad, según el doctor, en mi caso se trata de una infección de las vías altas, que me hace toser como a un perro. Es posible que la tos sea debida a que voy a correr por la noche, cuando ya hace más fresquito. Yo creo que voy bien protegido, pero parece que no.

Mirando atrás, me doy cuenta que llevo con esta tos desde hace más de dos semanas (ver post) y esto no puede ser normal (ni bueno). Intentaré ir a correr mañana por la mañana, para hacer lo 50′ y las series de 8×100, recuperando así el Plan de Entrenamiento. Me jode, pero hay que ser realista: no puedo correr y toser.

Además, me había comprado el Polar WearLink que sustituye al fallecido POLAR T31 y tenía ganas de probarlo. Parece que la cinta es compatible con el reloj del T31; además, se le puede cambiar la pila como a cualquier cacharro bien hecho. Otro día será.

Fin tercera semana de entrenamiento

La tercera semana de entrenamiento ha llegado a su fin y hoy tocaba la tirada larga de 90′. Algo debo de estar haciendo mal, si mis registros no mejoran. Puede que el recorrido no sea tan fácil como el del domingo pasado, donde hice 20” menos por km.

También puede ser que fui a correr de noche y no había comido desde mediodía. De hecho, a los 8 km, me sentí hasta un poco mareado. Recorrido, tiempo,alimentación, sea como fuere, he corrido los 14,1km en 1h26’06”, con un horrible 6’06”/km y esto es lo que hay.

Hoy volveré a la carga con la última semana de mi Plan de Entrenamiento (lo puedes seguir aquí: Plan de Entrenamiento), con la sesión de 50′ y mis adoradas series de 8×100. El Maratón de Vitoria está cada vez más cerca y hay que animarse. Keep on runnnin’.

Un mal día corriendo

Es la tercera semana de entrenamiento de cara al Maratón de Vitoria, y me vuelvo a encontrar con el problema de correr después de haber hecho las series de 8×100, que me llevan por la calle de la amargura.

He hecho 11,3 km en 1h 09′ 40”, con un triste 6′ 09”/km y no sé qué hacer. Como me ha pasado en las dos semanas anteriores, al empezar a correr, he notado las piernas muy rígidas y esta rigidez no se ha ido sino en el tramo final del entrenamiento.

Intento seguir el Plan de Entrenamiento (Plan de Entrenamiento) tal y como indica Martín Fiz, pero no mejoro. Habrá que seguir perseverando, aunque ahora estoy un poco desanimado. Para remediar el mal tiempo que he hecho, he añadido un 3×15 de abdominales, que nunca vienen mal. El lado bueno es que sigo acumulando km de carrera que, tarde o temprano, darán sus frutos. De hecho, un ejemplo visible es que mis New Balance 760 ya han llegado al 50% de su vida útil, según me indican en Strands.

Hoy toca descanso y a ver si puedo recuperar por lo menos un entrenamiento que me he saltado en las semanas anteriores. Keep on runnin’.

Tercera Semana de Entrenamiento

Tarde o temprano tendré que recuperar los entrenamientos que me he saltado. De momento, sigo con mi Plan de Entrenamiento, que ya ha llegado a la tercera semana (Plan de Entrenamiento).

Hoy tocaban las penosas (para mí) series de 8×100, después de los 9,38km, que he hecho en 55’09” (5’52”/km). Todavía no consigo entender porqué, en el entrenamiento de ayer, que era 6 km más largo, he hecho una media inferior por km. No sé si depende del cansancio o del trayecto. Espero que, tarde o temprano, mejoren los resultados y que estos entrenamientos me permitan terminar el maratón de Vitoria.

Y mañana tocan los 65′, a ver qué tal. Por mi autoestima, necesito bajar la media por km.

Correr e irse de fiesta

Irse de fiesta es absolutamente incompatible para la práctica del correr, pero, ¿cómo sustraerse a un cumpleaños de un querido amigo que ha llegado a los 40 años?

Pues, uno no se “sustrae” y se mete en los fregados festivos que han impedido poder cumplir a rajatabla con el plan de entrenamiento (la evolución aquí: Plan de Entrenamiento) para el Maratón de Vitoria.

Menos mal que el domingo por la mañana estaba ya recuperado y he podido ir a rodar mis 90′ (1h27’28”; 5’46”/km, que, para mí, no está mal).

Me ha sorprendido, de forma desagradable, el estado de las carreteras de campo de mi pueblo, llenas de basura y de perros abandonados. Por una vez que vuelvo al pueblo, y me encuentro con ese panorama, que es para llorar.

Ambas cosas son una muestra más de la falta de sentido cívico del personal. Todavía no entiendo qué lleva a una persona a:

  1. meter la basura en el su bolsita;
  2. cargarla en el coche;
  3. hacer varios km, hasta llegar al campo;
  4. tirar por la ventanilla la porquería.

No creo que sea “casualidad” sino un perverso sentimiento de querer hacer daño. Con lo añadido de soltar a pobres perros que, como ya no hacen gracia en casa, sueltan por ahí. Se me ocurren varias medidas sancionadoras para este tipo de personas, pero ninguna es publicable.

En fin, mejor ir pensando cómo y cuándo recuperar las dos sesiones de 8×1000 que he perdido en estas dos semanas.

Por cierto, sigo corriendo sin mi Polar T31, ya que no he encontrado el recambio. He dejado mi dirección de correo a Decathlon para que me avisen cuando tengan uno en stock, pero sigo sin noticias. Les doy esta semana de tiempo y, si no tengo respuesta, me voy a comprarlo a los chicos de la tienda de Bergara, que parecen más cumplidores.